Esta semana he tenido ocasión de comprar un vehículo. Bien, cuatro para ser exactos, debido a un proyecto profesional en el que participo y en el que mi primera función es la de Mystery Coach. Al tratarse de un proyecto para el sector de la automoción, me presento al concesionario como un cliente potencial interesado en comprar. Al finalizar la visita es cuando me presento en calidad de Coach e iniciamos sesiones para desarrollar habilidades, Click para leer más