Ser feliz. Si, hoy voy a hablar sobre la Felicidad. No lo haré desde lo qué significa ser feliz sino cómo cada uno de nosotros podemos conseguir SER FELICES. Cómo poder entrenar a nuestra mente para poder conseguir la tan anhelada felicidad.

Porque no te engañes, es la mente quien te lleva (o no) a la felicidad.

Como ya habrás escuchado no son las circunstancias externas las que nos hacen felices, sino cómo nos tomamos cada uno de nosotros, todo aquello que nos ocurre en la vida.

Es curioso que tanto personas que se encuentran en duras condiciones, como personas con dinero y fama, pueden tener en común que no son felices. Entonces, ¿a qué se debe la felicidad? ¿Cómo podemos sentirla?

La verdad radica en lo siguiente: En las historias que te cuentas a ti mismo.

Esta frase es dura. Cada uno de nosotros, en función de nuestra percepción de la realidad, nuestras creencias y nuestra actitud ante la vida, nos auto-convencemos de cómo son las cosas. Podemos entrar fácilmente  en una actitud victimista, que nos lleva inevitablemente al sufrimiento. Pone foco en los problemas, en lo que no funciona, aquello que no tenemos, o nos falta. Por tanto, de esta manera parece ser que la felicidad proviene de aspectos externos a nosotros, si bien, es justo lo contrario. La felicidad es un estado al que sólo podemos llegar nosotros mismos, en forma de experiencia, a través del autoconocimiento y consciencia de uno mismo.

En la vida los obstáculos y las dificultades van a estar siempre presentes, por lo que aspirar a una vdecide-ser-felizida tranquila, sin problemas es casi imposible. Lo posible es poder tener paz interior aún cuando te encuentras con problemas y dificultades.

Para lograrlo, la diferencia existe en el enfoque y significado que le das a todo lo que te ocurre. De ti depende vivir una situación como una oportunidad de aprendizaje o como un drama.

Cuando seas capaz de cambiar todas las historias que te estás contando a través del control de tus pensamientos (cambiar los pensamientos que no te favorecen por aquellos que van a generarte emociones positivas), entonces es cuando estarás preparado para ser feliz.

Por tanto, para entrenar tu mente a ser feliz.

  • Vigila el tipo de pensamientos que tienes y qué emociones te llevan a sentir. Si no te favorecen, tienes la posibilidad de cambiarlos. Existen poderosas técnicas como el Psych-k o Método integra que pueden ayudarte.
  • Practica el desapego (por difícil que parezca), lo que significa dejar de aferrarte a aquello que ya no tienes o no necesitas. Es la no dependencia.
  • Deja atrás el pasado. Perdona cualquier situación o persona con quien sientas que todavía existe un vínculo emocional negativo.
  • Define tus metas. Márcate retos u objetivos en cada uno de los ámbitos de tu vida (familiar, profesional, económico, ocio…). Ello te hará moverte en una dirección concreta, si bien es importante que no te obsesiones con los resultados. Desapégate.
  • Se dice que las personas más felices entienden que todo lo que tienen en la vida es un regalo, por tanto, practica la gratitud.
  • La felicidad viene de acumular experiencias, no cosas. Proponte vivir intensamente y sobretodo disfruta del camino.

Realmente, la felicidad puedes alcanzarla gracias a tomar una decisión: Querer ser feliz y empezar a tomarte las cosas de distinta manera. Evidentemente comprometido al 100%.

Si quieres explorar en esta dirección, te invito a poder participar en el curso de felicidad donde vamos a trabajar la mente para que te predispongas a ser feliz. Vas a obtener herramientas que van a permitirte alcanzar tu objetivo.

Qué me dices, ¿Estás dispuesto a ir a por todas hacia tu felicidad? Si es así, contacta conmigo y te explico.

 

Sobre mí:

Soy psicóloga y Coach profesional certificada por ICF. Trabajo con profesionales y empresarios que quieren desarrollar su autoliderazgo para impulsar su carrera o su negocio, consiguiendo nuevos retos profesionales y mejorar su bienestar personal. Colaboro con organizaciones y asociaciones empresariales realizando formación y eventos para el desarrollo del potencial humano.