Imagínate que existe un banco, que cada mañana acredita en tu cuenta la suma de 86.400 céntimos de euro.

No arrastra su saldo día a día. Cada noche borra cualquier cantidad de tu saldo que no usaste durante el día. ¿Qué harías?…¡Pues retirar hasta el último céntimo, por supuesto!.

Cada uno de nosotros, tiene ese banco. Su nombre es “Tiempo”. Cada mañana, este banco te acredita 86.400 segundos. Cada noche, este banco borra y da como perdido, cualquier cantidad de ese crédito que no has invertido en un buen propósito.

Este banco no arrastra saldos ni permite transferencias. Cada día te abre una nueva cuenta. Cada noche elimina los saldos del día. Si no usas tus depósitos, la pérdida es tuya. No se puede dar marcha atrás. No existen los giros a la cuenta del depósito de mañana. Debes vivir en el presente con los depósitos de hoy.

El reloj sigue su marcha. Consigue lo máximo en el día e invierte de manera que consigas lo mejor en salud, felicidad y éxito.

Para entender el valor de un año, pregúntale a algún estudiante que perdió el año de estudios.

tiempo-reloj

Para entender el valor de un mes, pregúntale a una madre que alumbró a un bebé prematuro.

Para entender el valor de una semana, pregúntale al editor de un semanario.

Para entender el valor de una hora, pregúntales a los amantes que esperan el momento de encontrarse.

Para entender el valor de un minuto, pregúntale a una persona que perdió el tren.

Para entender el valor de un segundo, pregúntale a una persona que evitó un accidente en el último instante.

Para entender el valor de una milésima de segundo, pregúntele a la persona que ganó una medalla de plata en las olimpiadas.

Recuerda que el tiempo no espera por nadie.

Ayer es historia, mañana es un misterio y hoy es un regalo. Por eso es por lo que se llama ¡El presente!

Para poder disfrutar del éxito, la visualización del futuro es lo que te ayudará a plantearte objetivos, aunque únicamente enfocarte en ellos y vivir el presente es lo que te ayudará a poder materializarlos. Así que, apasiónate con lo que quieres, haz lo que tengas que hacer, comprométete a realizar todo lo que está en tus manos para llegar donde quieres llegar. De esta forma, cuando das lo máximo de ti, al final del día, te sentirás bien y orgulloso del trabajo realizado y esto te llevará a hacer renacer la ilusión y las fuerzas renovadas en ti.

¿Qué ocurre los días que sabes que has cumplido con los compromisos que te habías propuesto? Que te sientes muy bien contigo mismo, ¿verdad? Por lo que te invito a que no dejes pasar ni un minuto más andando a medio gas, ya que todo lo que hagas de forma mediocre te aportará también resultados mediocres.

Así que, te invito a plantearte y que puedas compartir abajo en los comentarios ¿A qué te comprometes desde ya mismo para no tener la sensación de que estás dejando escapar el tiempo y por tanto tu vida?

Un saludo y mucho éxito!

Begoña Cartagena

Fuente: 101 senderos hacia el éxito. Lola García

Sobre mí:

Soy psicóloga y Coach profesional certificada por ICF. Trabajo con profesionales y empresarios que quieren desarrollar su autoliderazgo para impulsar su carrera o su negocio, consiguiendo nuevos retos profesionales y mejorar su bienestar personal. Colaboro con organizaciones y asociaciones empresariales realizando formación y eventos para el desarrollo del potencial humano.